Ir de compras a finales de noviembre

Lo último en calzado: ¡zapatillas calcetín!
05/10/2018
El coral no es sólo un color
11/12/2018

El viernes 23 de noviembre casi todos los comercios abrirán para vender mucho más por menos durante el ya conocido como “viernes negro” (o más popularmente “Black Friday” en inglés).

¿Sabes por qué se le llama Black Friday? el día antes, el cuarto jueves de noviembre, cada año en Estados Unidos habrán celebrado el Día de Acción de Gracias. Corrían los Años 60 cuando los comerciantes minoristas y los grandes almacenes norteamericanos pensaron que el día siguiente a aquella fecha de celebración y gasto que era Acción de Gracias sería un buen día para quitarse de encima parte del stock que sabían que una vez pasada la Navidad no tendría tanta salida o ya no sería de temporada y lo tendrían que malvender igualmente durante las Rebajas.

Así que cada año el viernes después del jueves de Acción de Gracias tanto allí como en el resto de países en los que se ha implantado podemos aprovechar para comprar productos a precios bajos mucho antes de que empiece el periodo oficial de Rebajas después de Reyes.

El nombre de Black Friday entonces viene del hecho simbólico de pasar las cuentas de los comercios de los números rojos (pérdidas económicas) a los negros gracias a estas ventas que inauguran oficialmente las buenas cifras que facturan durante las fechas navideñas.

CALMA, HAY MÁS DE UN DÍA DE DESCUENTOS

Movidos por el consumismo pre-Navidad, el Black Friday no se queda solo y si éste se ha quedado instaurado el último viernes del mes de noviembre, el lunes que lo sigue se celebra otro día de descuentos pero sobretrodo enfocado al comercio electrónico, en las tiendas online: el Cyber Monday (o, traducido del inglés, lunes cibernético).

Entonces, era de esperar que muchas empresas hayan optado por alargar los descuentos todo el fin de semana que queda enmedio entre el viernes negro y el ciberlunes. Y incluso algunas adelantan los descuentos al lunes anterior, hecho que convierte la última semana de noviembre entera en un periodo de pre-Rebajas genial para adelantar las compras navideñas o para darse algún capricho.

pero… ¿LA MODA ES MEJOR COMPRARLA AHORA O EN REBAJAS?

Seguramente te estás preguntando si aquellas piezas de ropa, calzado o complementos que necesitas es preferible comprarlas durantes estos días o esperarte a las típicas Rebajas de invierno que, como siempre, oficialmente empiezan el 7 de enero una vez pasada la festividad de Reyes y se alargan hasta finales de febrero. Pues la respuesta es en cualquier caso: depende. Tendrás que tener diversos factores en cuenta: uno podría ser la finalidad de los productos de Moda que comprarías (si es para ti y lo quieres estrenar durante la Navidad o no es una prioridad. Otro factor importante es la talla que llevas, porque si tienes una talla muy común o, al revés, una especial ya sea por muy pequeña o grande mejor sería comprarlo ya y no en enero, antes de que se empiecen a agotar los artículos de tu tallaje.

Si lo que quieres es comprar alguna pieza de Moda para regalarla a otra persona durante las Fiestas de Navidad no te preocupes por si no le acaba de gustar el regalo, ya que los comercios prevén siempre durante el Black Friday y el Cyber Monday alargar (como una excepción) el periodo hábil para hacer cambios o devoluciones de los artículos que les compres.

Así que a la pregunta sobre si la Moda es mejor comprarla ahora o en Rebajas parece que finalmente la respuesta es que… ¡sí! Entonces, si encuentras alguna oferta interesante de tu estilo y que te guste no te lo pienses, porque durante las Rebajas quedarán menos tallas disponibles, eso seguro.

POR INTERNET ES MÁS CÓMODO

Si no tienes tiempo ni ganas de desplazarte a la tienda física dónde venden lo que te interesa mira si dispone de tienda online y cómpralo en línea.

Ten en cuenta las condiciones de devolución o para realizar cambios si no te acaba gustando y los plazos y el coste de la entrega a domicilio.

PERO ANTES DE TODO… ¡HAZ LOS DEBERES!

Por “hacer los deberes” nos estamos refiriendo al hecho de haber previsto qué quieres comprar. Es posible que acabes adquiriendo algún capricho inesperado, pero el qué necesitas, esa es la cuestión clave.

Confecciona una lista de la compra para no olvidarte nada y antes del día D (el día de las comprar) haz una batida por las tiendas online o físicas y averigua precios para encontrar las opciones más buenas calidad-precio de los productos que buscas.

¿Y SI DELEGAS LA TAREA?

Como sabrás existe un/a profesional especialmente formado para realizar esa tarea que no te gusta hacer, no se te da bien, o para la que quizá nunca tengas demasiado tiempo: ir a comprar Moda. Ese profesional es el Personal Shopper.

El/la Personal Shopper debe ceñirse al presupuesto previo que le fijes tú previamente al día de comprar. Puede hacer las compras contigo o sin ti y entregártelas dónde le indiques. Es un comprador que compra personalizadamente para ti, teniendo en cuenta tu estilo, qué le sentará bien a tu figura, y puede que te descubra marcas que no conocías pero te gustarán. Este servicio se suele tarifar por horas y nunca se aconsejan más de 3 seguidas. Con un par suele ser más que suficiente para conseguir muchas prendas (del precio que esperabas y que te quedan genial), así que maximiza tu tiempo totalmente. Además te da ideas de combinaciones y multiplica las posibilidades de las prendas que te acabas de comprar y las que ya tienes.

Este servicio profesional también se puede regalar a otra persona. Si te gustaría probar el nuestro o regalárselo a alguien especial clica aquí, y lee un poco las opciones que te ofrecemos.

Vanesa Doménech
Vanesa Doménech
Asesora de Imagen Personal, Personal Shopper & Estilista en Moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.